Publicado el 2014-01-07, Por: Daniel Sandoval
3.jpg
A ritmo acelerado se están realizando los últimos trabajos de reparación de la piscina municipal de Bulnes, que se encontraba inactiva desde el terremoto del 27 de febrero del 2010.

Los daños, ocasionados por el movimiento telúrico de 8.8 grados Richter, provocó fracturas y agrietamiento en las paredes y en el fondo de la piscina, generando la pérdida del agua y la imposibilidad de utilizarla.

El alcalde de la comuna, Ernesto Sánchez Fuentes, quien visitó la obra para conocer su avance, indicó que “esperamos que las reparaciones permitan tener la piscina municipal operativa lo antes posible y que las familias bulnenses puedan disfrutar del verano en este recinto”.

Cabe señalar que aún falta la entrega de la obra y las pruebas para verificar el buen funcionamiento, luego de lo cual se realizará la inauguración oficial de la temporada de piscina 2014 en Bulnes.