Publicado el 2013-09-27, Por: Daniel Sandoval
1.jpg
Con la “Firma de Convenios Institucionales de Suministro de Aguas y Protocolo de Acuerdo” entre autoridades del MOP y representantes de los agricultores, provenientes de los “Blancos” de Bulnes y San Ignacio se comenzó a materializar el futuro cultivo de más de 1.500 hectáreas que hasta ahora no contaban con riego.

Este convenio, firmado en la Gobernación Provincial de Ñuble, se enmarca en el proyecto Laja Diguillín, el cual lleva cerca de 10 años siendo estudiado, para adaptarlo a los requerimientos reales de suministro hídrico en la zona.

La ceremonia contó con una alta participación ciudadana y estuvo marcada por el discurso elocuente que entregó la representante del sector Coltón de Bulnes, quien repasó la larga lucha que se ha dado para conseguir agua.

El alcalde de la comuna de Bulnes, Ernesto Sánchez, indicó que “se ha trabajado mucho para que este proyecto salga adelante, y estamos muy contentos de que esto comience a ser realidad, ojala podamos ver pronto los resultados ya que irán en directo beneficio de nuestra gente”.

El edil agregó que “la firma de estos convenios es sólo el comienzo, ya que aún quedan muchos agricultores que no tienen acceso a agua para regar y producir sus campos”.