Publicado el 2013-08-02, Por:
dsc_4257.jpg
Las innumerables investigaciones realizadas en el campo de las neurociencias han confirmado que las experiencias adquiridas durante la primera infancia son determinantes para el resto de la vida, en el entendido que es justamente en los primeros años cuando, fruto de estímulos y de una educación de calidad, comienza a formarse una trama neuronal que, a futuro, posibilita mejores aprendizajes.
En el proceso de aprendizaje de los niños y niñas pequeños la participación de la familia es fundamental, pues es ella la primera formadora de sus hijos. Por esta razón, la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), responsable de la educación inicial del país, apunta a que padre y madre estén en contacto permanente con el jardín infantil y participen activamente de las actividades programadas.
Considerando este escenario, el alcalde Ernesto Sánchez Fuentes y JUNJI lanzaron el programa Conozca a su Hijo (CASH), el cual ofrece educación de calidad y oportunidades de desarrollo a familias, niños y niñas de sectores rurales y en situación de vulnerabilidad social y que no tienen acceso a una oferta formal de este tipo.
A través del programa, se capacita a adultos seleccionados por la propia comunidad para que estén en contacto con los niños (menores de 6 años y que no asistan a jardines infantiles) y a sus familias para que guíen el aprendizaje de los párvulos, de modo que el ser padre o madre sea una tarea en la que el afecto, el apego y el aprendizaje estén siempre presentes.

Este programa consta de 6 unidades educativas las que se desarrollan aproximadamente por un periodo de 2 años, Hoy en la comuna de Bulnes se intervienen los sectores del Progreso y San Luis Cerrillos, donde son beneficiadas 30 familias aproximadamente.

Este programa cuenta adicionalmente con el beneficio de traslado para los sectores mas apartados de la comuna, con colación para los niños o niñas mayores de dos años, material didáctico y material fungible, todo esto para lograr la mayor estimulación desarrollo de nuestros niños de la ciudad de las camelias.