Publicado el 2012-12-26, Por: David Uribe
dsc04095.jpg
La obra permitiría regar un área 10 mil hectáreas adicionales en comunas como Bulnes, San Ignacio, Chillán Viejo y El Carmen. Beneficiaría a regantes y agricultores blancos de la provincia. El costo del proyecto es alrededor de 40 millones de dólares y se espera que antes del 2014 se presente las escrituras al Gobierno para lograr su aprobación.

La directora Nacional de Obras Hidráulicas, Mariana Concha junto al SEREMI de Obras Públicas Arnaldo Recabarren se reunieron con regantes y agricultores blancos de las comuna de San Ignacio y Bulnes en el sector Zapallar del Río Diguillín para informarles sobre el proyecto de construcción de un embalse que será parte del Sistema de riego Laja- Diguillín y que aportará unos 40 mil metros cúbicos de agua a la zona. También comunicó a los regantes los convenios de flexibilización que se están gestionando con Endesa quien administra el Lago Laja para garantizar un reparto más equitativo para los agricultores

En una distendida charla junto al río, Mariana Concha puso atención a todas las inquietudes de los representantes de los agricultores Blancos y de los empresarios Regantes, que tiene relación con el impacto del futuro embalse para sus predios y también se hizo eco los rumores de desabastecimiento del canal Laja- Diguillín por déficit de agua que ya advirtiera ayer el Senador Víctor Pérez

“Acabamos de firmar un acuerdo que incluye varios compromisos. Tenemos un mandato viene del presidente de ordenar el uso del Lago Laja y toda su área de abastecimiento. En este acuerdo decimos que vamos a monitorear con gente que recorra este verano las bocatomas para que el agua se reparta en función de lo que hay, no en función de lo escrito sino de la situación actual”. Para reafirmar el objetivo del gobierno anunció que el próximo año se hará un estudio hidrológico que va permitir tener datos duros. De este modo se planteará a ENDESA modificaciones al convenio de 1958 que regula el uso de aguas del Laja para recuperar el Lago

Con respecto al proyecto de “Embalse Zapallar” se mostró muy optimista que se concrete dada las características del lugar permitirían un óptimo uso de las aguas para los regantes incluso mejores condición que otros embalse como el Ancóa en Maule. Por otra parte los estudios de impacto ambiental que se han realizado, permite visualizar un costo mínimo ya que son pocas las familias que habitan en la zona donde se ensanchará el río “Además de pagar un precio justo por los terrenos el proyecto también contempla medidas de mitigación adicionales para las familias afectadas, como ponerle una casa en otro lugar que ellos convengan y además donde puedan reproducir su actividad económica, ya sea ganadería o actividad forestal” destacó la mandamás del DOH

César Valenzuela, presidente de la agrupación de Blancos de Bulnes que están en asociación con los de San Ignacio y que representan a unos 800 agricultores, se mostró satisfecho con el compromiso del gobierno con este proyecto que lleva tanto tiempo quitándoles el sueño a los campesinos de la zona “ha sido un día muy grato, porque nos hicieron bastantes promesas, ojalá que se cumplan. Este día lo vemos como algo histórico por que el estudio del Embalse Zapallar lleva muchos años en estudio y ahora se va a actualizar así que estamos expectantes porque son muchos los predios que se van a beneficiar con la concreción de este proyecto”.

La jornada finalizó con un almuerzo en un camping aledaño al río, en donde autoridades de gobierno compartieron con los alcaldes de San Ignacio, El Carmen junto a todos los regantes y blancos quienes junto a un cordero al palo brindaron por el buen camino que toma el proyecto de embalse Zapallar.